SaymaSayma

Actualidad

Volver a Actualidad

La preocupación en las empresas por el pago adelantado de Sociedades es notable

Imprimir

Diario vasco

Casi mil medianas y grandes compañías deben avanzar el mes que viene un 5% de su última base imponible

Muchas empresas del territorio se están dando de bruces estos días con la realidad. Algunas de hecho no se creen que en pocos días deberán realizar «un desembolso importante» al fisco guipuzcoano en forma de pago fraccionado del Impuesto de Sociedades de 2018. «Podemos decir que es notable la preocupación de las empresas por el pago adelantado que deben realizar el próximo mes», confiesa Victor Etxeberria, socio asesor de Sayma, que ofrece su servicio a alrededor de un millar de compañías en Euskadi para cumplimentar la declaración del gravamen.

Etxeberria explica que en algunos casos los responsables de las firmas no se esperaban tener que realizar ese pago adelantado al no haber abonado ni un euro en la última campaña de Sociedades tras beneficiarse de deducciones por I+D+i o compensaciones de bases negativas. «Cuando les explicamos que el pago deben realizarlo con referencia a la base imponible antes de aplicar deducciones, se empiezan a preocupar», subraya.

El asesor de Sayma advierte que al ser 2017 un ejercicio que resultó muy positivo para las compañías, el grupo de las firmas medianas y grandes que deberán hacer frente a ese pago adelantado del 5% de su base imponible del IS será más grande que la esperada. Así lo ha previsto también la propia Hacienda de Gipuzkoa que calclula que serán 934 las empresas que cumplen los requisitos y están obligadas a que hacer frente a ese abono el mes que viene. Bastantes más de las 706 firmas que se habían calculado en un principio.

Estas compañías, con una base imponible positiva, que cuentan con una plantilla superior a los 50 trabajadores o facturan más de 10 millones de euros, dejarán 35,6 millones en las arcas forales una vez concluya octubre a consecuencia de estos pagos fraccionados. Esos ingresos superan en 3,4 millones el monto total que la Hacienda guipuzcoana preveía recaudar según figuraba en el anteproyecto de la reforma fiscal. Las pequeñas y microempresas están exentas de este pago.

Ver noticia en el Diario Vasco